Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


¡Se fueron * pescar! 

Mateo 4-ÁZ-Z2', Lucas 5:1-11; £1 Deseado de todas las gentes, págs. 211-216. 



1 



lguna vez has observado a la gente 
CU pescar? Acostumbran sentarse muy quietos y 
esperar. Simón Pedro había estado sentado toda la 
noche en su barco y no había conseguido ni un 
solo pez. Veamos lo que pasó. 

Ona fría brisa nocturna soplaba sobre las 
aguas del lago de Genesaret. Simón 
Pedro estaba pescando con sus 
compañeros, Santiago y Juan. 
Lanzó su gran red de pes- 
car sobre el agua. 
Escuchó el sonido 
de un movimiento 
y luego un 
chapoteo. 
Despacito, 
despaci- 
to, se 
hundió 
bajo la 
superficie 
del agua. 
Simón 
Pedro 
revisó la 
posición 
de la luna y 
las estrellas 
para decir qué 
hora era. Pronto 
amanecería. Y toda 
vía no había pescado ni 
un solo pez. Santiago y Juan, en su 
propio bote, no habían pescado nada tam- 
poco. 

En pocos minutos, Simón Pedro comenzó a 




halar las redes con manos diestras. Esperando 
encontrar la vislumbre de un pez a la luz de la 
luna. Pero no había nada. Amontonó la red 
chorreando agua en la parte trasera del bote. 
Luego empezó a remar para regresar a la orilla. 
El cielo empezó a cambiar de oscuro a rosa- 
do. Simón Pedro sacó sus redes y empezó a 
lavarlas. Estaba tan ocupado que no vio que 
Jesús estaba acercándose, seguido por una 
multitud de personas. Les había habla- 
do de cuánto los amaba 
Dios. La gente real- 
mente quería escu- 
char. La multitud 
estaba tan 
cerca de 
Jesús, que 
dio un 
paso y se 
introdujo 
en el barco 
de Simón 
Pedro 
para evi- 
tar ser 
empujado 
al agua. 
Simón Pedro esta- 
ba feliz de compartir 
su barco con Jesús. 
Las personas no se 
querían ir. Pero Jesús necesi- 
taba alejarse por un rato. Le dijo a Simón 
Pedro: -Lleva tu barco hacia aguas más pro- 
fundas, Simón Pedro, y echa allí tus redes. 



Mensaje: 

Ayudo a otros a aprender acerca 
de Jesús cuando sigo su ejemplo. 



-Oh, Maestro, -replicó Simón Pedro-. ¡He 
estado en este lago toda la noche con 
Santiago y Juan. Y no pescamos ni un solo 
pez! Entonces hizo una pausa y dijo: -Pero si 
tú lo dices, trataré otra vez. 

Con un movimiento la red se extendió en el 
aire. Chapaleó en el agua, y se fue hundiendo 
silenciosamente. 

En pocos minutos, Simón Pedro empezó a 
halar la red. No lo podía creer. ¡La red estaba 
llena de centellantes peces! Estaba tan llena 
que casi se rompía. Simón Pedro llamó a 
Santiago y a Juan, 
-¡Traigan su barco y 
ayúdenme! 

Cuando Simón 
Pedro vio todos los 
peces, se arrodilló 
delante de Jesús y 
dijo: -Apártate de mí, 
Señor, soy un peca- 
dor. 

Pero Jesús dijo: 
-No temas, sigúeme, 
y tú serás un pesca- 
dor de hombres. 

Simón Pedro, 
Santiago y Juan, 
sacaron sus botes y 
los pusieron sobre 
la arena y allí los 
dejaron. Se alejaron 
de la pesca más 
grande de sus vidas 
y la dejaron para 
seguir a Jesús. Ellos 
servirían a Jesús 



Versículo para 
mcmoriiar: 

"Síganme y yo los 
fiaré pescadores de 
hombres" 

(Mateo 4:W). 



por el resto de sus vidas. Y muchas personas 
aprenderían de Jesús por su trabajo. Ellos ver- 
daderamente fueron pescadores de hombres. 




Los pescadores nunca 

fueron invitados a seguir a un 

maestro y aprender de ¿I, así que 

la invitación de Jesús a Pedro, 

Santiago y Juan los asombró. 



■ SiJBBD 0\ 




WívWty tí) Junto con tu familia visita un lugar 
donde puedas ver barcos y personas pescando. 
Comenten juntos sobre la apariencia del bote de 
Pedro. ¿Cómo se compara coy\ los botes que se 
ven hoy? 

Wlvkyty'V Ora por los pescadores y por 
aquellos que trabajan en el mar. 



D, 0. Mj | H_ G_Qj 




WiSJjy^J Durante el culto de hoy lean y comenten Mateo 
4:1? al 11. Busca el mar de Galilea en un mapa bíblico. 
Compara el tamaño coy\ algún lago de tu país. 

WuJkJkJli) Haz un bote de papel y escribe tu versículo 
de memoria en él. Úsalo para ensenar el versículo a tu 
familia. Luego ponió donde puedas verlo f recuécemele. 

WlykJhJ (v Ora para que Dios te ayude a escuchar sólo 
las voces correctas que te llaman al servicio. 



y J t) V L eaM y comenten Lucas 5:1 al II 
durante el culto familiar. ¿Qué significa 
ser un pescador de hombres? Canta 
"Pescadores yo os haré" antes de orar. 
Ora para que seas un buen ejemplo para 
otros. 

W h) QJ U & Cuando tu mamá te llame 
ve si puedes ir rápidamente como Pedro, 
Andrés Santiago y Juan. 



■ MAR J E 1} 



M 



Wtí)>¿)hJV comenten Juan 1:35 al 41 durante 

el culto familiar. ¿Qué hizo Andrés cuando escuchó acerca 
de Jesús? ¿Qué puede hacer tu familia para hablar a 
otros acerca de Jesús? Si tienes una pecera, observa 
nadar a los peces. Procura descubrir cómo respiran. Si 
y\o tienes una pecera, visita un acuario o una tienda de 
mascotas para observar los peces. 

W tSJ kJ U !V ¡co barcos pequemos de materia- 

les que puedas encontrar en casa (papel aluminio, cor- 
cho, papel, etc.) ¿Cuál flota mejor? 

WívWwiv agradece a Dios por las maravillosas 
criaturas que hizo. 



% 9) M) í) A)$# I) R) En el culto familiar 
lean y cometen Marcos 1:14 al 10. Pide a tu 
mamá y a tu papá que te hablen de alguien que les 
sirvió como modelo. 

W ív \l) hJ !í) Mira en el periódico y recorta 
fotografías de líderes que son modelos para la 
sociedad. Mientras tu familia te ayuda a hacer un 
collage, conversen acerca de cómo difieren los 
líderes de Jesús. Ora por los líderes de tu país. 

W '¿JkJhJiV Agradece a Dios por los buenos 
modelos. Pídele que te ayude a ser un buen 
modelo a ti también. 



J-lXiJ 



ee junto con tu familia y compa- 
;, al I!; Mateo 4:1? al ZZ; y 
Marcos 1:14 al 20. Ellos cuentan la /:/ 

misma historia con pequeñas dife- A 
rencias. ¿En qué se parecen? ¿En 
qué se diferencian? ci 



O 



W g¡ es posi- 

ble, juega a "Seguir al 
líder", o "Simón dice", con 
algunos amigos. 



Li-JLJL-ÍLlJiJ" 

Ly^ ¿/ /y ^ yuda a tu f am ¡|¡ a a prepararse y 
estar listos para el sábado sin que te lo pidan. 

• AjCjlJ^ Para el culto de hoy 
repasen Lucas 5:1 al 11 y dramatí- 
cenlo con tu familia. Digan el ver- 
sículo de memoria juntos. 
Canten "Pescadores yo os 
haré" y otros cantos favo- 
ritos. Luego pidan a Dios 
que este con ustedes en 
su santo sábado. 




*>3& 



ACERTIJO 



Instrucciones: Pedro, Santiago, y Juan fueron a pescar, y sus vidas cambiaron para siempre. Para des- 
cubrir por qué cambiaron sus vidas, colorea las secciones que están con puntos en la 
malla de pescar. 




49